Historias

Los programas de desarrollo de la mano de obra abordan la escasez de mano de obra cualificada

Construyendo mejores constructores: los programas de DPR garantizan que los miembros del equipo reciban capacitación de constructores experimentados de DPR y se gradúen con habilidades que cumplan con altos estándares de calidad y seguridad.
A group of builders wearing DPR vests sit at tables listening to a speaker.

Los factores que explican la actual escasez de mano de obra en el sector de la construcción son diversos. A medida que han disminuido los cursos de secundaria que ofrecen capacitación práctica y habilidades para el trabajo, han aumentado las ofertas de empleo en el sector de la construcción. El resultado: una escasez de trabajadores cualificados necesarios para cubrir los oficios del sector.

Mientras los miembros del sector buscan formas de hacer frente a la escasez de mano de obra cualificada, DPR ha tomado cartas en el asunto para garantizar que los empleados tengan las cualificaciones necesarias para construir de cara al futuro. Ingresa al Programa de Aprendizaje para el Craft de DPR, que cuenta con certificación del Centro Nacional de Educación e Investigación de la Construcción (NCCER). Este programa interno garantiza que los miembros del equipo reciban capacitación de constructores experimentados de DPR y se gradúen con habilidades que cumplan con altos estándares de calidad y seguridad.

A builder wearing personal protective equipment installs tape to a small drywall practice area while others wearing personal protective equipment look on.

Aprendizaje del craft: inversión en el futuro

El Programa de Aprendizaje para el Craft, dirigido sobre todo a los miembros más nuevos y con menos experiencia del equipo del craft, permite a los participantes aprender habilidades de nivel de oficio a través de la instrucción técnica relacionada (Related Techical Instruction, RTI) junto con la capacitación en el puesto de trabajo (On-the-Job Training, OJT). Más allá de eso, el aprendizaje permite a los participantes adquirir confianza y una mejor comprensión de lo que se espera de ellos en su función.

“Elevar a nuestro craft es una parte importante de cómo medimos el éxito”, señaló Will Sheane, director de proyectos de relaciones humanas de DPR que ha participado activamente en la puesta en marcha del programa. “Es una inversión en su futuro que se proporciona sin costo alguno para el empleado mientras se le paga su salario regular por la capacitación”.

El programa comienza con una capacitación básica que abarca aspectos esenciales como matemáticas de la construcción, lectura de planos y habilidades de comunicación. Una vez finalizada la capacitación básica, los aprendices inician la ruta de aprendizaje de un oficio específico: concreto, paneles de yeso o electricidad. Estas rutas constan de módulos que abarcan las habilidades necesarias para convertirse en un jornalero o una jornalera integral. Y como los conocimientos son tan buenos como su aplicación, los aprendices tienen descansos entre niveles para aplicar lo aprendido en la obra. Esta capacitación en el puesto de trabajo les permite ver exactamente lo que ocurre en la realidad.

Three builders wearing full personal protective equipment kneel around a square made of wood practicing on fresh concrete inside the square.

Estructura del curso

Al superintendente adjunto Ricardo Reyes Aguilar, quien comenzó su carrera en DPR como foreman en 2017, se le pidió que sirviera como instructor de paneles de yeso en el programa. Valora la duración y la estructura del programa, que se desarrolla durante 40 horas, seguidas de 10 a 12 semanas de sesiones de dos horas, dos días a la semana. “Así pueden asimilar la información”, comentó Reyes. “En la clase, repasamos el material del curso, y tenemos un área donde pueden ensuciarse las manos, utilizar sus herramientas y practicar algo de lo que han aprendido”.

“Este programa me ha dado motivación y una mejor visión de lo que hacemos a diario, con la ilusión de superarme dentro de un excelente equipo y un gran compañerismo en DPR”, aprendiz de Orlando, FL. Los estudiantes rinden los exámenes en línea para demostrar que han aprendido el material, y luego pasan a las tareas prácticas para demostrar que pueden aplicar lo que han aprendido, de modo que todos adquieren experiencia práctica antes de volver a la obra.

Una vez finalizados los aspectos fundamentales, los estudiantes se incorporan a las rutas de sus respectivos oficios, cuya duración oscila entre dos años y medio y cuatro años. El programa lo imparten instructores que son foremen o superintendentes de DPR, lo que garantiza que la capacitación está actualizada y es impartida por expertos en la materia a través de la lente experimentada de DPR.

Two builders wearing full personal protective equipment pose in front of a wall on a jobsite and smile at the camera.

Los aprendices deben aprobar estrictos exámenes para demostrar que dominan los conocimientos de cada módulo. Una vez aprobado el examen y demostrada su capacidad, cada módulo completado se registra en una tarjeta para la billetera del NCCER. Esto ofrece credenciales portátiles reconocidas en los 50 estados y tres territorios y que pueden verificarse fácilmente en línea. Como incentivo adicional, a los aprendices se les ofrecen aumentos salariales periódicos por completar con éxito el nivel y, al graduarse del programa, reciben un certificado y una tarjeta de acero grabada que reconocen su nivel avanzado oficial.

“Mucha gente se está jubilando de los oficios. Están llegando personas que necesitan aprender, y el proceso requiere tiempo. Tardé años en aprender todo lo que sé, pero estamos intentando centrarnos y ayudar a acelerar el proceso para que nuestra gente esté lista para construir antes... y trabajar con seguridad”, afirmó Reyes.

A group of builders wearing personal protective equipment pose together, smiling, in front of a drywall practice area.
Los participantes sintieron que el programa les ayudó a aprender mejores formas de interactuar en el lugar de trabajo y les dio más confianza en su trabajo, así como la capacidad de compartir su aprendizaje con los demás. Foto: Ricardo Reyes Aguilar

Graduados del Programa de Aprendizaje

DPR celebrará a sus primeros graduados del programa de aprendizaje en 2024, tanto en la región central como en la sudeste. A fines de marzo, la región sudeste de DPR celebrará la graduación de sus primeros aprendices de 2024 en Orlando y Tampa. Veintiún aprendices de paneles de yeso de Florida central habrán completado cerca de 290 horas de capacitación en clase y evaluaciones prácticas de habilidades, además de su capacitación en el trabajo. La región central de DPR tiene previsto celebrar a sus primeros graduados del Programa de Aprendizaje de 2024 en Austin, en junio de 2024, con diecinueve graduados.

El siguiente grupo de aprendices comenzó las clases básicas en las regiones central y sudeste en el primer trimestre de 2024. Los líderes del programa preguntaron a los participantes sobre el impacto que había tenido en su trabajo. Las respuestas indicaron que sentían que les ayudó a aprender mejores formas de interactuar en el lugar de trabajo y les dio más confianza en su trabajo, así como la capacidad de compartir su aprendizaje con los demás.

“Lo que aprenden es, en última instancia, para ellos. DPR se beneficiará si son mejores constructores, pero los conocimientos se quedan con ellos”, concluyó Reyes.

A medida que los sectores se preparan para el futuro, invertir en su mano de obra y capacitarla es una prioridad clave no solo para los miembros del equipo, sino para el éxito general del sector. DPR pretende estar siempre un paso adelante elevando el nivel de su craft y dándoles las herramientas que necesitan para construir cosas extraordinarias.

Un miembro del craft sonriente en el elevador de una obra

Como uno de los principales contratistas generales del país que realiza el trabajo directamente, el talento y la dedicación de nuestro craft son la base del éxito de DPR.

Únete al equipo

Publicado el marzo 14, 2024
Última actualización marzo 29, 2024