Historias

Builders at our Core: Morgan Mead

Un constructor con equipo de protección personal sonríe en una obra techada con columnas que no han sido terminadas a la vista detrás de él.
Morgan Mead, foreman de paneles de yeso, compagina su pasión por los proyectos de remodelación con su experiencia en coordinación y planificación previa para dirigir una cuadrilla de integrantes del equipo de Grupo de Servicios Especiales. Foto: Matt Pranzo

Nashville ha sido catalogada desde hace tiempo como la “ciudad musical de EE.UU.”, y más recientemente ha sido reconocida como “una ciudad próspera” con un rápido crecimiento económico y poblacional. El Grupo de Servicios Especiales (SSG) de DPR trabaja actualmente en la intersección de estas dos etiquetas, construyendo un proyecto de remodelación, de primera generación, de 30.000 pies cuadrados del Capitol Christian Music Group (CCMG), ubicado en el edificio de madera tipo mass timber, Hines T3 Wedgewood-Houston, uno de los desarrollos más amigables con el medioambiente y sustentables de la ciudad.

En 2022, DPR gastó unos $700 millones en trabajos del SSG, en proyectos que promediaban un tamaño de $3 millones, llevando a cabo con frecuencia proyectos de cinco y seis cifras en entornos activos. Los miembros del equipo de SSG de DPR, conformado por especialistas en interiores, tienen la tarea de usar sus habilidades únicas para construir los espacios del CCMG, que incluyen estudios de grabación, espacios de oficina, un área para presentaciones en vivo y una terraza descubierta diseñada por Hastings Architecture. Entre los expertos del SSG está Morgan Mead, foreman de paneles de yeso, quien se vale ampliamente de su experiencia en coordinación y planificación previa para dirigir la cuadrilla en la construcción de este espacio único de primera generación.

Mira la entrevista con Morgan (en inglés).

P: ¿Cuál es tu trabajo en DPR y qué camino has seguido para llegar hasta aquí?

Mead: Soy foreman de paneles de yeso de SPW en Nashville. Llegué aquí proveniente de un contratista de paneles de yeso en California del sur, donde pasé de repositor a foreman en un período de 13 años. Trabajé siete de esos 13 años, pero llegó un punto donde quería hacer algo diferente. Había escuchado a un compañero de trabajo hablar bien de DPR, averigüé de la empresa, y él me recomendó. Durante el proceso de entrevistas, hablé de mis capacidades y metas, y me preguntaron que a dónde quería ir. Me decidí por Tennessee y empecé en DPR hace como un año. Nunca me he arrepentido de ello.

P: ¿Qué tipo de proyectos ves con más frecuencia como parte del SSG?

Mead: Toda mi carrera antes de DPR consistía en proyectos de remodelación (TI). La empresa de donde venía tenía excelente reputación y había ganado muchos proyectos de alta calidad, así que cuando llegué a DPR, me pidieron que trabajara en proyectos de remodelación para aprovechar mi experiencia. Los proyectos del SSG normalmente se desarrollan en estructuras que ya existen, modificándolas o mejorándolas. Empecé haciendo una sola planta y luego progresé encargándome de más cosas. Ahora normalmente hago proyectos de tres a cuatro meses.

Un constructor con equipo de protección personal señala un pasador de metal en una obra techada mientras otro mira.
En el proyecto actual de Mead, su equipo está a cargo de los armazones de metal y los paneles de yeso, lo que necesita de una coordinación sólida con otros oficios. Foto: Matt Pranzo

P: ¿De qué formas el SSG trata de minimizar las alteraciones en entornos ya ocupados?

Mead: Mis proyectos hasta ahora han sido 50/50 entre entornos ocupados y desocupados. He trabajado en algunos proyectos en hospitales que estaban ocupados, y uno de los desafíos eran las horas de inicio. Normalmente comenzábamos temprano, alrededor de las 4:00 a. m., para que el ruido fuese mínimo durante las horas más activas de la jornada, y luego cambiábamos de tareas a las 8:00 a. m. cuando comenzaba a llegar la gente. Primero nos ocupábamos de las tareas que hacían más ruido. Nos adelantábamos a la hora de enmarcar las paredes sacando los rieles superiores e inferiores de los montantes para que se fijaran antes de que llegara la gente, y luego terminábamos con las actividades menos ruidosas.

P: Cuéntame de tu trabajo en el proyecto actual. ¿Qué desafíos has tenido que superar?

Mead: CCMG es un ejemplo de un proyecto SSG sin ocupantes en un edificio completamente nuevo. Estamos terminando un espacio de oficinas de primera generación y somos los únicos en el lugar en este momento, por eso no tenemos los desafíos propios de los lugares ya ocupados. Mi equipo está encargado de hacer los armazones de metal y de los paneles de yeso, y hay mucha coordinación con los otros oficios. El proyecto incluye un montón de acabados naturales de alta calidad y áreas abiertas con acabados en techos expuestos. Las cubiertas no son de concreto sino que van unidas por pasadores de 2’x6’. Es una estética muy fría, con concreto pulido en vez de baldosas o alfombra. Como estamos usando acabados naturales expuestos, es importante asegurarse de que cada detalle quede perfecto a la primera, porque no se puede ocultar la más mínima imperfección después.

Dos constructores con equipo de protección personal hablan entre sí en una obra de construcción en interiores.
Con años de experiencia trabajando en entornos ocupados, Mead es capaz de adaptar los horarios, de explorar los desafíos y planificar para generar lo mínimo de alteraciones. Foto: Matt Pranzo

P: ¿Qué has aprendido de los miembros de tu equipo?

Mead: El ambiente en DPR es muy colaborativo. He visto otras empresas donde la competencia es feroz, pero aquí es diferente. Si no estoy seguro de algo, sé que puedo confiar en alguien más para que me ayude, sin tener que preocuparme de que me vean como un incompetente. En DPR no te dejan solo tratando de resolver algo. Es un ambiente mucho más cómodo.

Las opciones disponibles son bastante increíbles; es una empresa que piensa en la gente y sus capacidades, ofreciendo capacitaciones y abriendo puertas, incluso ofreciendo clases de inglés y español para ayudar a los empleados a que se comuniquen mejor. Es más difícil con la barrera del idioma, pero el poder tomar clases realmente ayuda mucho. Mientras más usas ese músculo, más se fortalece.

P: ¿Qué sería para ti una cosa que todos pudieran hacer para que la industria sea más segura para todos?

Mead: Trabajamos duro para seguir las mejores prácticas. Cada mañana, hablamos de la planificación previa a las tareas que hemos anotado en la pizarra y nos apegamos a ello. Hablamos de nuestras tareas, los pasos de cada una, de los peligros potenciales y las formas de mitigarlos. Como grupo, cada uno de nosotros sabe lo que hacen los demás y tiene los ojos abiertos a las distintas perspectivas y lo que puede provocar lesiones. Algunas empresas se interesan principalmente por la producción y la calidad, poniendo la seguridad de último. En DPR creemos que la seguridad va de la mano con esas cosas. Nuestra meta es que todas las personas regresen a casa de la misma forma en la llegaron a trabajar, o incluso mejor. Como foreman, esta debe ser la meta para tu cuadrilla.

Dos constructores con equipo de protección personal, uno sentado con una portátil, se chocan los puños en una obra en interiores.
El proyecto actual de Mead es una construcción de primera generación de un espacio de oficinas que incluye acabados de concreto pulido y acabados naturales expuestos, lo que hace más importante aún hacer las cosas bien desde el comienzo. "El ambiente en DPR es muy colaborativo. Si no estoy seguro de algo, sé que puedo confiar en alguien más para que me ayude", señaló Mead. Foto: Matt Pranzo

P: ¿Qué es lo más difícil de tu trabajo?

Mead: Asegurarnos de que estamos coordinando las cosas bien con todos los demás oficios y que estamos alineados como se supone que debemos estarlo para batir nuestros récords. Si vamos a enmarcar los techos, sería asegurarnos de que todo esté bien dispuesto para que así solo tengamos que construir una sola vez, sin tener que rehacerlo. Es coordinar la construcción en sí, pero también es coordinar que los materiales estén en el sitio cuando se necesitan. En el proyecto actual, estamos construyendo el piso tres de los siete. La base aún no está lista, así que cargamos los materiales directo al tercer piso por una ventana. Si otros equipos están trabajando en el área, coordinamos nuestro horario con el de ellos para que así ambos podamos hacer las cosas. Puede ser difícil, pero con experiencia sabes qué buscar. Es cuestión de adaptarse a lo que pasa alrededor.

P: ¿Qué consejo le darías a la próxima generación de constructores que se inician en este campo?

Mead: Que no tengan miedo de ensuciarse las manos y que se involucren con la mente abierta. Si trabajan duro, verán las recompensas. Es un campo en crecimiento y no hay suficientes personas para hacer el trabajo. Es gratificante dedicarse a algo y crear, estar activo física y mentalmente. Hay muchas oportunidades de crecimiento en la construcción.

Builders at our Core

Builders at our Core es una serie de blogs dedicada a compartir historias de los equipos que realizan el trabajo por sí mismos en DPR. Con trayectorias profesionales diversas, escucharemos a personas que han llegado a donde están de formas muy distintas, pero que tienen algunas cosas en común: la pasión por el aprendizaje continuo, el crecimiento y la construcción de cosas extraordinarias. (disponible en inglés)